Las oficinas de Google usan grupos electrógenos

San Google les llaman muchos. Y es que este buscador le ha abierto las puertas de la información y el conocimiento a millones de personas.

Desde su surgimiento, las oficinas de Google, entre las que se incluye la central, Googleplex, ubicada en Mountain View, California, se han modernizado y ampliado. De hecho, hoy día Google tiene más de 70 oficinas en más de 40 países en todo el mundo.

Las oficinas no son iguales, pero hay elementos que comparten, tales como murales y adornos que reflejan la personalidad local, Googlers que comparten espacio, salas de reuniones, y otras para pasar el tiempo libre, salas de videojuegos, mesas de billar, cafés… A esta lista de elementos comunes entre las oficinas están los equipos para reponer la energía en caso de que esta falle, y entre ellos están estos grupos electrógenos.

 

Y es que en estas oficinas la energía eléctrica es indispensable, sin ella no se puede trabajar. Pero la energía puede faltar cuando menos uno se lo imagina, por un desastre natural, un accidente, un atentado, una rotura o cualquier otra causa. Por tanto, es necesario contar con un grupo electrógeno que pueda reponer la corriente eléctrica con rapidez y eficacia.

Existen diversos tipos de grupos electrógenos, de ahí que cada oficina pueda adquirir el que mejor se adecue a sus necesidades.

Sí hay que tener en cuenta que la calidad de los grupos electrógenos depende del modelo. Unos son más potentes que otros, unos pueden trabajar más horas que otros, porque el motor rinde más, unos tienen diseños más novedosos, otros ofrecen mayores comodidades (como la que supone un arranque automático). Además, son más fuertes que otros y duran más, etc. Mientras mayor es la calidad, mayor son los precios también, como es lógico.

Entre las características más perseguidas de un grupo electrógeno están la insonorización, el mando a distancia y/o el arranque automático, el tamaño pequeño y el peso ligero para poder trasnportarlos con facilidad. Todas estas son características que suponen comodidad y tranquilidad.

Las oficinas de Google han invertido en la compra de grupos electrógenos porque sus directores están conscientes de la necesidad de un grupo para el buen funcionamiento del lugar. Sin energía el trabajo se paraliza en estos sitios, eso sin contar las condiciones para poder habitar los recintos, tales como calefacción, aire acondicionado y demás necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *